La Exquinita Canalla en Alicante

La Exquinita Canalla

 

C/ Cdad. de Wenzhou, Av. Deportista Isabel Fernández, esquina, 03005 Alicante

 

Teléfono: 966.16.77.75

 

Información en Internet (pincha en los enlaces):
Facebook: La Exquinita Canalla

Para mí el concepto “bar” siempre tiene una connotación, en cuanto  a la cocina se refiere, de pocas complicaciones, sencillez y, si se me permite y en muchas ocasiones, de cutre. Por eso ayudó mucho a mi clasificación mental particular, posiblemente muy limitada y cerrada, la aparición de los “gastrobares”, para definir a los bares que prestaban más atención a la comida elaborada, más creativa, con elementos que los diferenciaban de las barras tradicionales, incluso con bodegas más extensas. Y esta es la orientación que vi en la Exquinita Canalla en Alicante. Parece un bar, es un bar, pero cuidando mucho lo que te ponen en el plato y los detalles de ahí que en su cartel se definan como “Cervecería, vermutería, gastrobar”. 

Imprescindible reservar mesa, más hoy en día que los aforos están limitados. Aunque tiene terraza, pedimos dentro para librarnos de las posibles inclemencias del tiempo ya que la visita fue a finales de diciembre. Local bien montado, mesas cómodas, espacio suficiente y ruido propio de bar (el tema de las acústicas en hostelería es algo a revisar y un nicho de negocio interesante…). Pero hasta ahí el bar, porque lo que sirven en el plato, tanto en elaboraciones como en presentaciones se aleja de mi idea de bar ya comentada.

Empezamos por lo sencillo y lo lógico si vas a un bar, siempre probar la ensaladilla. En este caso un dúo, rusa y de marisco. La rusa muy buena, con abundante mayonesa y potente de sabor. La de marisco, como la mayoría de los casos, con surimi que se come el resto de sabores. Para volver y probar solo la rusa.

Seguimos con unos gambones en tempura. Uno con alga nori y otro con panko. Muy buenos ambos, acompañados cada uno con un vasito son su salsa independiente. Fritura perfecta, nada aceitosa.

Tras esto, unas zamburiñas (aunque creo que son volandeiras) que no habíamos pedido pero al verlas pasar a otra mesa decidimos pedir. Grandes, perfectas de cocción, simplemente en su jugo, sin aderezos raros. Jugosas y sabrosas. Muy buenas.

El solomillo de cerdo con salsa de champiñones y trufa también está muy bueno. Aquí el problema suele ser que la carne quede seca, pero no fue el caso, ya que estaba jugosa. La salsa buena, aunque deben cuidar la cantidad de aceite para no pasarse. La trufa justa para que no se coma el plato.

Por último, un plato para mí imprescindible, unas manitas de cerdo en salsa, cocinadas a baja temperatura, deshuesadas y caramelizadas. El problema de este tipo de presentación es que, al no llevar huesos, me podría comer tres platos ya que no me entretengo chupando. Si le pusieran un puntito picante ya sería la bomba.

Acabamos, como no podía ser de otra forma estando yo en la mesa, con unas torrijas con helado de turrón. Realmente buenas. Melosas, con el punto justo de dulzor y perfectamente fritas. El helado acompañaba perfectamente, además de hacer el contraste caliente/frío que tan bien queda en estos platos.

En nuestro caso nos bebimos unas cervezas al principio y una botella de Pago de Capellanes después, dejando una cuenta de 40€ por persona. Tienes la opción de varios menús, mínimo para dos personas, que van desde 14,95€ hasta 19,95€, donde no se indica ni el postre ni la bebida, por lo que entiendo que no entran. Con todo, me parece más que aceptable el precio para la cantidad comida y la calidad de todos los platos, ya que no hubo ninguno que no nos gustara.

El servicio, perfecto. Ágil, amable, atento y rápido. Quizá se echa en falta una carta de vinos más amplia, aunque las referencias que tienen son pocas pero conocidas y de calidad. Demostración perfecta que no hay que tener grandes locales ni volverse loco para tener un local lleno haciendo las cosas muy bien, tanto en cocina como en sala. Sin duda, para volver.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.