Restaurante El Palau en Alicante

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Y eso es lo que me ha pasado a mí con este restaurante. Bien es cierto que, desde que fui con mi empresa a la lamentable comida de estas pasadas Navidades, han cambiado de gerencia. De ser el Restaurante 47, ahora se llama Restaurante El Palau en Alicante, en la calle Doctor Sanchez San Julian nº1, junto al Colegio de Médicos.

El local es un ejemplo de dejadez. Nula decoración, sin cortinas, cuadros, adornos de ningún tipo y con toda la cartelería exterior e interior con el nombre del antiguo local. Si no eres capaz de cambiar el nombre antiguo antes de empezar tu actividad, era de esperar más bien poco. El salón interior donde comimos estaba presidido por una serie de cámaras de frío que servían de mesa para vasos y platos, junto a una “barca de pescado/marisco” vacía. Pegada a nuestra mesa, una supletoria con un jamón a medio cortar, tapado con un trapo sucio, con tanta mierda como los cuchillos jamoneros que tenía junto a él. Para completar el espectáculo, servía, durante un buen rato, para dejar los platos que nos retiraban. Más dejadez imposible.

Berberechos

En cuanto a la comida, un menú de 25€ que, sobre el papel, prometía algo bastante mejor. Empezamos con el marisco del día. Dos opciones: langostinos o berberechos. Dejamos pasar al berberecho como marisco, así que lo pedimos. Bien cocidos, en su punto, nada secos. Poco sabor, bastante sucios de arena y esas babas grisáceas que sueltan los berberechos de mala calidad cuando no están bien depurados.

Fritura pescado

Seguimos con la fritura de pescado de bahía. Unos boquerones que no sé de qué bahía eran ni qué mes los congelaron. Lo que sé es que los probamos y eran como plástico. Bien fritos, nada aceitosos, pero totalmente insípidos. Una pena servir pescado de tan mala calidad con lo que tenemos en Alicante. Devolvimos el plato entero y el camarero nos ofreció una sepia a la plancha. Algo mejor, aunque bastante sosa también.

Ensalada tomate

El último plato de aperitivo fue un tomate raff con ventresca de bonito, acompañado de cebolla cruda y olivas. Por supuesto, el tomate no era raff, sino un sucedáneo parecido pero sin nada que ver con el sabor del auténtico raff. La ventresca, abundante, pero seca e insulsa. Ensalada sin gracia.

Arroz “chinorlet”

Como opciones de plato principal teníamos cuatro: solomillo ibérico con salsas variadas, bacalao con mouse de ajo, arroz a banda o arroz “chinorlet”. Elegimos esta última opción. Un arroz con conejo y caracoles bien hecho, con el punto de arroz algo duro, con un sabor demasiado artificial, intenso de más y, como sufrí esa tarde, muy aceitoso. Comible, porque nos lo acabamos, más por no haber comido demasiado antes que por la calidad del mismo. Con el nivel anterior, lo mejor de la comida, sin ser un buen arroz.

De postre, para completar el despropósito, una triste “bandeja de fruta del tiempo” para compartir, con trozos ridículos de melón, sandía y piña, igual de insulsos que el resto de la comida y con una triste presentación. Por lo menos no pusieron nata montada…

Lo acompañamos de un par de cervezas por cabeza y el menú quedó en los 25€ indicados en carta. Lo mejor llegó al final, un licor casero hecho con limón y anís. Bastante bueno.

El servicio fue correcto, nada más faltaba teniendo en cuenta que éramos 4 personas en todo el restaurante (dos mesas de dos personas). Al no tener nada que hacer, paseaban entre las mesas mirando sin parar, lo que hacía la situación incómoda. Sentirse vigilado cuando se está comiendo mal no es precisamente agradable.

En resumen, mucho tendrá que cambiar el Restaurante El Palau en Alicante para que no cierre en breve. El problema no lo veo ni en cocina ni en sala que, aún con carencias importantes, se defienden, sino en un producto de ínfima calidad, que quiere aparentar sobre el papel pero que nada más ponerlo en la mesa demuestra la dejadez de quien compra cada ingrediente que se sirve. Un poco de interés sería suficiente para dar un salto de calidad. De momento, algo lamentable y penoso.

Puntuación: 

(AQUÍ LA EXPLICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS)

Visibilidad Empresa: 1,1

Instalaciones/Ambiente: 1,3

Servicio: 5,2

Cocina:

  • General: 3,2
  • Postres: 1,2

Relación Calidad/Precio/Placer: 2,5

Nota media: 2,8

1 Comentario

  1. Clara Isabel Costa Rubio

    Hola.

    Soy Clara Isabel Costa Rubio. Me pongo en contacto con ustedes ya que estoy interesada en trabajar con ustedes. Le adjunto mi CV por si en este momento o en un futuro próximo, necesitan personal de trabajo.

    Un saludo y gracias por su tiempo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.