El Antojito, una espectacular apuesta desde la sencillez

Cuando lo peor que puedes decir de un restaurante es que está mal situado, es una forma muy buena de empezar a hablar de él. Y es una opinión muy sesgada, porque para mí está mal situado porque me pilla lejos de mi casa. Nada más. El único problema que tengo con este restaurante es que tengo que coger el coche. Me habéis pillado gandul. Por todo lo demás, el Antojito Ilicitano me parece una de las referencias en Elche, sobre todo si quieres un menú de mediodía o una cena más que interesante a un precio ajustado.

Se sitúa en los bajos de una urbanización de una zona residencial de Elche y, si no te fijas bien, quizá te pases porque no hay grandes letreros que te indiquen que hay un restaurante. Para acceder al local subes unos escalones y ves una pequeña terraza a mano izquierda. Al entrar, te encuentras una barra que preside el local, con varias mesas delante. Tienen una forma de separar los ambientes bastante original, a través unas vitrinas llenas de copas de cristal que permite que pase la luz, sin dejar ver las mesas. Esta separación crea dos zonas con distinta decoración. La barra, además, permite separar la cocina del local, pero haciéndola parte del mismo, ya que te permiten ver parte del interior.

La carta es bastante amplia, dividida en entrantes fríos y calientes, ensaladas, una parte con montaditos de mucha calidad, además de carnes y pescados. Básica y suficientemente amplia como para no repetir en muchas visitas. Además, suelen dar dinamismo a la carta con sugerencias fuera de ella, aunque esta última vez les faltó tenerlas en papel y comentarlas por parte de la camarera. Por ponerles una pega, a la carta de vinos le faltan referencias alicantinas, apenas media docena.

En las distintas ocasiones que he estado he probado bastantes platos. Como entrantes unos muy buenos saquitos de brandada de bacalao con una masa filo crujiente y confitura de tomate. Los fingers de berenjena y miel de caña están perfectamente fritos, nada aceitosos, y los calamarcitos salteados con gamba roja son más un guiso que un salteado, pero ofrecen un conjunto de gran sabor. En las ensaladas, una que no falla es la de tomates y capellanes, y es un acierto porque usan materia prima de calidad, lo que es imprescindible en esta ensalada donde no hay forma de disimular la calidad del producto. El pulpo al horno está tierno y sabroso. Igual que el solomillo que sirven con patatas y ajos tiernos. Las alcachofas con jamón las acompañan con queso parmesano y lima, mezcla de sabores que no había probado y que no me acabó de convencer en la parte del cítrico.

El Antojito, una espectacular apuesta desde la sencillez

Torrija

Los postres diría que dan un paso más de calidad. Por un lado las milhojas de crema con chocolate fundido son enormes, con unas buenas capas de masa crujiente, acompañada de crema pastelera y bañado todo de chocolate. La tarta de manzana con helado de vainilla es realmente buena, hecha de una finísima capa de hojaldre sobre las que se disponen las manzanas, horneada, espolvoreada con azúcar glass y culminada por una bola de helado de vainilla con caramelo.  En esta época no puede faltar una estupenda torrija caramelizada con helado de canela. Pero sobre todo me quedo con las gotas de chocolate sobre pan de cristal. Me alegra que se recupere en forma de postre el pan con chocolate de la merienda de toda la vida. Cómo no, le dan una vueltecita, como en este caso, poniendo unas gotas de un buen chocolate, sobre una fina capa de pan crujiente y tostado, acompañado de unas gotas de aceite de oliva y sal en escamas. Sencillamente espectacular desde la sencillez. Para comerse cinco.

El servicio siempre ha sido atento, amable y con el ritmo suficiente para que no se haga larga la cena. Es cierto que la comodidad del local, con las luces bajas y el ambiente romántico, da pie a ir sin prisas. A disfrutar de unas de las referencias de Elche en cuanto a calidad de su cocina y productos. Sin duda, aunque tengas que coger el coche como yo, es una visita imprescindible.

Artículo original publicado en el Diario La Verdad de Alicante/Elche el domingo 20 de marzo de 2016:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.