Restaurante Frisone en Elche

Hoy la opinión del restaurante Frisone en Elche podría titularse “Cómo perder a un cliente desde la primera visita”. Y es así de triste, pero hay demasiadas opciones como para hacer las cosas mal y quedarte con pocas posibilidades de una segunda oportunidad. Y el problema no fue ni de esperas innecesarias, ni de fallos garrafales, ni de una mala antención. Todo eso fue perfecto. El problema fue de cocina. Así que mejor os cuento.

El local está situado en la calle Angel 31 y resulta muy interesante. Entras por unas enormes puertas de cristal corredizas que dan paso a una pequeña zona de espera, que debería estar orientada a recibir al cliente, pero la distribución te hace meterte para dentro. Allí, ya en las mesas del salón, puedes ver un local alargado, con la zona de paso a la derecha y las mesas distribuidas en distintos bloques en la parte de la izquierda. La cocina se intuye al fondo, pero no se ve en las primeras mesas. Local elegante, moderno y bien iluminado. Perfecto hasta aquí.

Rápidamente te acomodan, te traen las cartas y te toman nota de la bebida. Tras traerla, toman la comanda de los platos aprovechando este momento para enumerar las recomendaciones del día fuera de carta (tarde, porque ya habíamos elegido). Nos decantamos por algo sencillo y sin complicaciones, sobre todo porque no queríamos gastar en exceso.

Restaurante Frisone en Elche

Croquetas

Restaurante Frisone en Elche

Calamar de potera

Empezamos por unas croquetas de bacalao y otras de morcillo. Las primeras sólo sabían a patata, poco bacalao y bastante secas, dejaban mucho que desear. Las segundas, más melosas y bien fritas, sólo sabían a bechamel, sin rastro del sabor de esta sabrosa carne. Tras esto, un “supuesto” calamar de potera a la andaluza. Ni rastro del sabor de este tipo de calamar y de textura dura y algo correosa. El calamar, si es de verdad de potera, es de una calidad impresionante, aunque te lo den congelado (si está bien congelado). Éste no lo era, ni de lejos. Aperitivos tristes.

Restaurante Frisone en Elche

Gazpachos de rape y gambas

Como plato principal nos decidimos por unos gazpachos de rape y gambas. Bastante decepcionantes, ya que no sabían ni a rape ni a gambas, sino a un exceso de cebolla que, además, se les había quemado en parte y dejaba un rastro amargo en boca nada agradable. Exceso de todo, menos de rape y gambas. Una pena porque es un plato que, bien preparado, es de un sabor excepcional. 

Para mi hija unas mini hamburguesas de Wagyu, acompañadas de unas buenas patatas chips caseras. La carne estaba muy buena, tierna, jugosa y de gran sabor. Lo que nunca entenderé es como este plato puede costar 11€. Es un exceso de precio en un plato que lleva menos de 100gr de carne.

Restaurante Frisone en Elche

Pionono

Restaurante Frisone en Elche

Torrija

Lo mejor, por suerte, estuvo en los postres. Una buena torrija acompañada de helado de mantecado. El helado, realmente bueno. Y un excepcional pionono, presentado en un tronco cerámico a modo de plato. Cremoso y de corte perfecto. Los dos acompañados de unos cristales de caramelo a modo de decoración. Muy buenos ambos.

Destacable en positivo el servicio. Perfecto en todo momento. Rápido, atento , amable. Muy por encima de la cocina en cuanto a calidad. Acompañamos la comida de un par de cervezas y un par de botellas de agua, dejando una cuenta final de 79€.

En resumen, la impresión que me llevé del restaurante Frisone en Elche es que ha sido un “quiero y no puedo”. Un local que quiere destacar por la calidad de su producto y su cocina (y así se ve tanto en el local como en el servicio y la carta), no puede descuidar algo tan básico como unas croquetas, un calamar o unos gazpachos marineros. Si eso no lo haces bien y con un buen producto, de poco sirve bordar otros platos más elaborados. Es posible que le dé otra oportunidad, porque tenían cosas en carta muy interesantes (como un arroz de raya y verduras), pero ha pasado a la cola de preferencias (y lo malo es que no creo que haya sido simplemente por un mal día). Una pena.

Puntuación:

(AQUÍ LA EXPLICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS)

Visibilidad Empresa: 7,5

Instalaciones/Ambiente: 8,2

Servicio: 8,3

Cocina:

  • General: 3,8
  • Postres: 6,5

Relación Calidad/Precio/Placer: 4

Nota media: 5,8

3 Comentarios

  1. Miguel M.

    Pues chico, si esta es tu opinión de este Restaurante, me parece que debes de cambiar de profesión, hobby o entretenimiento…..o puede que sea yo quien deba de cambiar de lecturas.
    Invito a tus lectores que visiten ese restaurante y luego que piensen si es que tienes otros intereses. Un saludo

    Responder
  2. MMerida

    Hola,
    ¿Sabes lo que es el morcillo? ¿Típico de El Bierzo? ¿Tú estás seguro?…..hay personas que tendrían que ser más prudentes y llevar mucho cuidado con pasarse de la raya…..no se puede hablar así de otras personas que se están dejando la piel de forma honrada con su trabajo.
    Piénsalo, que pareces una persona inteligente. Quizá te sirva para seguir tu proyecto de ser “un referente gastronómico”, si no, corres el riesgo de ser parcial, subjetivo y sobre todo injusto.
    Saludos

    Responder
    • Félix

      Buenos días Miguel:
      Me alegro que te hayas calmado entre el primer comentario que me dejaste y este segundo. Te contesto a los dos.
      Por un lado, siendo decirte que es complicado cambiar de hobby, porque es lo que me gusta. El día que me guste otra cosa, la haré también con el mismo interés e imparcialidad que tengo en esta web. Te animo a que no cambies de lecturas, pero sí amplíes las mismas, para que te dé una visión más amplia de la realidad. Por último, respecto al primer comentario, mis intereses es que la gente que me lee sepa mi opinión de los sitios donde tiene pensado ir a comer. Sin más pretensiones.
      En segundo lugar, efectivamente tengo que darte la razón. Nada del Bierzo, fallo mío. Es complicado llegar a todo. Lo corrijo enseguida.
      Y por último, doy mi opinión, que no es ni mejor ni peor, por definición, totalmente subjetiva. A unos les gustará y a otros no. Pero nunca perderé el respeto por el trabajo de los demás. Ojalá todo sirva para mejorar (como yo he hecho con tu segundo comentario).
      Un saludo y gracias por leerme.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.