Restaurante Tapas Alicante

Artículo original publicado en el periódico La Verdad el domingo 26 de abril de 2015

En la web de La Verdad: Tapas Alicante, joyas en la carta

En la web de Las Provincias: Tapas Alicante, joyas en la carta

Detrás de todo restaurante hay una historia más o menos interesante. A veces te encuentras con alguna salpicada de anécdotas. La comida de hoy nos lleva a la casa de un antiguo peluquero que un buen día decide vivir de su pasión, la cocina. Cursos, estancias en restaurantes, hasta un viaje para quedarse segundo en el concurso para ser cocinero del embajador de España en Noruega. Y vuelta a un pequeño local con terraza en el centro de Alicante, tan pequeño que en su interior prácticamente no tiene sitio para comer, salvo una pequeña barra y un diminuto salón interior. Y tras esa barra una cocina minúscula, casi inexistente, pero donde hay ilusión y ganas, no hay problemas de espacio.

Restaurante Tapas AlicanteEn la carta tienes auténticas joyas a un precio insuperable. Las croquetas son espectaculares, tanto de sabor como de tamaño, cremosas por dentro y con un rebozado de Panko que deja una cobertura muy crujiente y ligera. Las opciones son originales: de queso Idiazábal con sobrasada y miel, de jamón con boletus, de rabo de toro. La ensaladilla es de las mejores de la zona (premiada hace un par de años en GastroAlicante), con ingredientes de calidad, abundante mayonesa, mucho huevo duro, poca patata, melva, y el toque justo de variantes, acompañada de regañás sustituyendo a los típicos colines.

Si te apetecen más los productos del mar, el pulpo con puré de patata, aceite de trufa y pimentón es para mojar pan. Con las gambas rojas al ajillo, servidas en una pequeña sartén, además de mojar, chuparás las cabezas con ansias. El atún rojo es de una calidad excepcional.  Durante estos días puedes disfrutar también de su “bonito mediterráneo”, pescado en escabeche con naranja y pomelo, tapa que presenta al concurso Tapéate Alicante.

Además de todo esto tienes unas mini hamburguesas bastante especiales: de rabo de toro con higo confitado y queso de cabra, de ternera gallega y salsa de tomate seco, de manitas de cerdo, de buey  Wagyu con mantequilla de trufa blanca. Cualquiera te sorprenderá tanto por la potencia de los sabores como por la calidad. Y puedes acompañarlas de alguno de sus montaditos o algún plato adicional como las gulas al ajillo con patatas a lo pobre y huevo.  Y me queda pendiente probar sus guisos, como la carrillera guisada con vino Monastrell.

En cuanto a los postres, pocas opciones en carta que mantienen el nivel del resto de la comida, pero es difícil llegar con hambre hasta aquí. Muy recomendable la tarta tatín con helado de vainilla y nueces de Macadamia o el coulant de chocolate con helado de turrón.

En resumen, local perfecto para disfrutar muchos meses al año en el centro de Alicante de su terraza, en una calle peatonal quizá demasiado ajetreada, pero que no te distraerá de la calidad de la comida. Por ponerle algún “pero”, dejo un reto/sugerencia/desafío/crítica: me encantaría que en un local que se llama “Tapas Alicante” pudiera encontrar más “tapas de Alicante” que se pudieran identificar con la provincia. Sería la guinda a un proyecto ya consolidado.

 

UVA MONASTRELL

En su día importante en la Provenza y Cataluña, por necesitar un clima más cálido se aclimató mejor a Alicante, sobre todo a la zona de Monóvar y Pinoso, convirtiéndose en uva de referencia en esta zona. Su origen parece estar en la localidad de Sagunto, antiguamente llamada Morvedre. Se consiguen vinos con una elevada graduación alcohólica y algunos de los mejores vinos dulces del mundo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.