Restaurante Las Palomas en Arenales del Sol (Elche)

Uno de los clásicos en la playa de Arenales del Sol en Elche es el restaurante Las Palomas. Local especializado en carnes a la brasa y asados como el cochinillo, es un referente en la zona en cuanto a cocina de calidad se refiere. Hace muchos años que voy, por lo menos una vez al año, a comer siempre lo mismo y nunca han fallado.

Un local que poco a poco se va quedando algo antiguo, en uno de los primeros edificios de Arenales, pero que mantiene ese aire clásico que también le da un valor diferencial (destacan las fotos de los años 70-80 de la zona, donde se ve la evolución de los Arenales). Varios salones, algún reservado, con mesas amplias y cómodas, lo que le hace ser un sitio ideal para alguna comida-cena más formal.

Como decía, desde hace años pedimos los mismo. Como entrante siempre pedimos una bandeja variada llamada HdO, nombre curioso que nunca he preguntado el por qué del mismo, que consiste en una parte de fritura (gambusín, calamares, croquetas y pescadilla), otra de embutido (longaniza blanca y chorizo a la plancha) y algunos trozos de mouse de paté. Destaca especialmente el embutido, sabroso y nada grasiento, de muy buena calidad. La fritura bien hecha, aunque las croquetas son congeladas, de calidad más bien baja.

Pero la razón de ir y repetir en este sitio es el plato principal, el Villagodio. Unos enormes chuletones del lomo alto de la vaca que se preparan con el hueso y que sirven fileteados con una enorme ración de unas patatas fritas caseras espectaculares. Una carne sabrosa, tierna, perfectamente hecha en la parrilla, con el exterior tostado y el interior sonrosado (queda bastante cruda por dentro, pero te la pasan más si no te gusta poco hecha). Una carne para saborearla mezclándola con los trozos de la grasa que le aporta una untuosidad y un sabor impresionante.

En esta ocasión no pedimos postre, salvo unas natillas caseras que devoró mi hija, ya que íbamos a terminar en una heladería cercana.

El servicio, como siempre, impecable. Lo acompañamos de una botella de vino Penya Cadiella Selecció de Vins del Comtat realmente bueno y a tener en cuenta. Salimos a 27€ por persona. No es barato, pero tanto la calidad como la cantidad de comida bien merece una visita en plan homenaje cárnico. A mí me queda pendiente hacerles la visita para probar el cochinillo, del que hablan muy bien. Pero eso será mejor en invierno 😉

Ambiente: 6

Servicio: 7

Cocina: 8

Postre: –

Relación calidad-precio: 7

Nota media: 7

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.