Ensalada con queso feta - La Gastroteca de Félix

Hoy toca una ensalada rápida y completa para verano. Realmente, si me quisiera poner exquisito la ensalada la llamaría “ensalada de rúcula y canónigos con queso feta, tomates cherry, almendras y aliño de cerezas”. Pero es casi leer los ingredientes, así que paso a explicaros lo que lleva 😉

Ingredientes para 4 personas:

Ensalada con queso feta

  • Una bolsa de canónigos y rúcula (se puede cambiar por cualquier tipo de ensalada que nos guste)
  • 200 gr de queso feta
  • Una caja de tomates cherry
  • Una docena de cerezas
  • Un puñado de almendras tostadas
  • Aceite
  • Sal
  • Limón

Elaboración:

Tal y como planteo estas recetas, la idea es hacer una ensalada algo distinta, pero en poco tiempo y de forma sencilla. Así que, en este caso, el único trabajo que hay es deshuesar las cerezas y triturarlas con la batidora con unas gotitas de limón, un poco de sal y un chorrito de aceite. Tendremos una especie de vinagreta distinta como aliño.

Una vez tenemos esto, sólo nos queda aliñar y montar. En un bol ponemos el mezclum que queramos, en este caso de rúcula y canónigos. Añadimos los tomates cherry o cualquier otro tomate que nos guste para ensalada. Para esta ensalada compré una cajita de cuatro variedades de tomates cherry, de distintos colores (rojo, naranja, amarillo y verdes), que dan un toque visual  distinto a la ensalada (porque en cuanto a sabor son muy similares).

Por otro lado, el queso feta la partimos como más nos guste. Yo la hice en barras que fui troceando con la mano, para que quedaran trozos irregulares. Los ponemos en el bol con la ensalada y los tomates.

Añadimos las almendras, bien enteras, bien troceadas con los dedos. Estas se pueden sustituir por cualquier otro fruto seco. La idea es encontrar un toque crujiente en la ensalada.

Por último, aliñamos con las cerezas que hemos triturado al principio y removemos el conjunto bien en el bol para mezclar todo. Tras esto, lo servimos en una fuente o en platos individuales.