Ensalada templada con queso de cabra y setas - La Gastroteca de Félix

Hoy os quería dejar una receta de una ensalada muy sencilla, de las que ponen en muchos sitios con mil variantes distintas. Es una ensalada para tomar en esos días que te apetece cenar algo ligero, pero que tampoco quieres estar muerto de hambre una hora después. Digamos que es un poco la ensalada “engaña régimen”, porque con el queso de cabra y los frutos secos, muy de régimen no es, pero tampoco nos va a engordar…  Así que os cuento cómo hacerla.

Ensalada templada de queso de cabra y setas

Ingredientes (las proporciones de cada uno al gusto del comensal):

  • Lechuga o un mezclum de lechugas que os guste.
  • Unas setas del tipo que queráis
  • Tomate para ensalada
  • Frutos secos (en este caso nueces)
  • Queso de cabra
  • Aceite de oliva
  • Miel
  • Sal

Elaboración:

La única preparación que lleva esta ensalada es saltear las setas. En una sartén, con un poquito de aceite, salteamos a fuego fuerte las setas, hasta que cojan un color dorado. En este caso he usado setas de cultivo, de las que hay todo el año y de las que en esta zona, por desgracia, más fáciles son de encontrar (digo por desgracia porque es complicado encontrar setas variadas).

Mientras se hacen las setas, en un bol ponemos una lechuga o el mezclum que hayamos elegido para la ensalada. Lo mezclamos con unos tomates cortados en trozos. Una vez tengamos las setas salteadas, las añadimos al bol y le ponemos el punto de sal que queramos.

Ponemos en un plato esta mezcla de lechuga, setas y tomates, cortamos queso de cabra en rodajas y las ponemos por encima. A continuación, ponemos los frutos secos que hayamos elegido alrededor de las rodajas de queso. En mi caso, con un soplete, doré el queso para darle un toque distinto.

En un recipiente pequeño, ponemos tres partes de aceite de oliva y una parte de miel, y aliñamos la ensalada por encima.

Como os decía, fácil, resultona y para que no quede una ensalada triste en la cena 😉 .