• Nombre: El Marranero

  • Dirección: C/ México 25, Alicante

  • Tfno: 965.28.22.44

  • Precio: 15€ menú del día

  • Precio de esta comida: 16€

  • Qué pedir: el restaurante es conocido por sus arroces

 

¿Cómo es el local?

El local es amplio, con una buena zona interior presidida por una enorme barra, junto a una terraza amplia en la calle peatonal donde está situada el restaurante. El interior no dispone de aire acondicionado o por lo menos no estaba puesto cuando fuimos, sí unos ventiladores de techo que intentaban hacer su trabajo (en agosto al mediodía en Alicante es complicado). De ahí que nos decantáramos por una mesa en la terraza donde ya pegaba la sombra a las tres de la tarde.

¿Qué comimos?

Mejillones al vapor:

Me gustó:

El tamaño de los mejillones, el sabor y el punto de cocción, perfecto.

No me gustó:

Que no traigan un bol aparte para dejar las conchas.

Patatas bravas:

Me gustó:

La salsa tenía el punto de picante justo para los que no nos gustan “muy bravas”.

No me gustó:

El corte de la patata, muy fino, ni la fritura, demasiado aceitosa.

Tomate con capellán:

Me gustó:

Las mollas del capellán eran grandes y con buen sabor. El tomate también estaba más que correcto.

No me gustó:

Parecía una sopa de aceite más que una ensalada. Tampoco era un gran aceite, por lo que no invitaba a mojar demasiado.

Arroz con verdura y sepia:

Me gustó:

El que sirvan el arroz al centro, el tamaño de la paella y que lo hagan para dos dentro de un menú del día.

No me gustó:

El arroz estaba poco hecho, crudo. Además, le faltaba sabor a sepia y bastante más verdura, ya que se quedaba en un arroz con un fondo plano de pescado. Muy regular.

Postre variado:

Me gustó:

En general, la parte dulce, aceptable.

No me gustó:

No soporto los platos con mezclas de postres (fruta y dulces). Por lo menos no pusieron helado… No cuesta nada presentarlo de otra forma. El hilito de caramelo/sirope es criminal. La fruta, de poca calidad.

Servicio:

El servicio fue rápido, lo que viene bien en un menú diario, aunque agobia si lo que no tienes es prisa como era nuestro caso. No acababa un plato y tenías el siguiente, además de traer el arroz antes de acabar los aperitivos. No fue por lentitud nuestra, sino por rapidez de la cocina. Había pocos clientes, lo que ayudaba a esta agilidad.

Nos atendieron tres personas distintas, lo que habla de la poca clientela del momento. Destacar la nube de humo que acompañaba al camarero, “vapeando” por toda la terraza mientras atendía a los clientes. No creo que sea lo más recomendable en pleno servicio.

Sin destacar nada, tampoco hay que echar en cara nada. Servicio ágil, correcto, sin alardes.

Puntuación: 

(AQUÍ LA EXPLICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS)

Visibilidad Empresa: 3,6

Instalaciones/Ambiente: 6,1

Servicio: 6,4

Cocina:

  • General: 6,6

  • Postres: 5,4

Relación Calidad/Precio/Placer: 7,5

Nota media: 6,4