Ingredientes (4 persona):

Arroz meloso de conejo y setasMedio conejo troceado

4 setas shiitake y 150 gr de níscalos (valen las setas que más te gusten)

500 gr de arroz

2 litros de agua

3 ñoras secas

2 dientes de ajo

Un pellizco de hebras de azafrán

4 cucharadas soperas de tomate frito

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración:

Vamos a utilizar dos ollas para hacer el proceso más sencillo. En una elaboraremos el caldo y en otra haremos el arroz.

En una olla alta, añadimos aceite y, partiendo de frío, freímos a fuego suave la ñora y los dos dientes de ajo, apartando antes la ñora ya que se quema con más facilidad. Los ponemos en el vaso de la batidora y lo trituramos bien fino con un poco de agua. Debe quedar una masa sin trozos de ningún tipo.

En el aceite que ha quedado de freír la ñora y los ajos, incorporamos el medio conejo troceado, salamos, y sofreímos hasta que esté bien dorado, con un toque marrón oscuro sin llegar a quemarse. Buscamos, igualmente, que el fondo de la olla se vuelva marrón para conseguir más sabor, también sin llegar al negro en ningún caso.

Una vez dorado el conejo, añadimos la pasta de la ñora y el ajo junto a unas hebras de azafrán, mezclamos bien durante un minuto, para que el azafrán suelte sus aromas liposolubles, y volcamos los dos litros de agua con un poco de sal. Levantamos el hervor y vamos desespumando hasta que el caldo quede limpio. Dejamos hervir entre 45 y 60 minutos. Probamos de sal y rectificamos si es necesario.

Una vez que tengamos el caldo hecho, empezamos a elaborar el arroz en una cazuela amplia y baja. En mi caso, uso unas de hierro fundido que van realmente bien para este tipo de arroces.

Ponemos 4 cucharadas soperas de aceite y añadimos las setas troceadas en el tamaño que más nos guste. Es aconsejable poner una parte en trozos pequeños que se mezclen y casi desaparezcan en el arroz final. Una vez están las setas doradas, incorporamos el arroz y lo sofreímos un minuto. Le ponemos las cuatro cucharadas de tomate frito y removemos todo bien. Sólo queda volcar, colándolo, tres partes de caldo por parte de arroz. No te preocupes en este punto, ya que podrás rectificar añadiendo caldo si lo tienes en la olla al lado hirviendo.

Dejamos cocer 15 minutos y paramos el fuego. Dejamos reposar 3-4 minutos y tendremos el arroz listo para servir.