En Navidades hay un tópico, que se generaliza en fechas señaladas como San Valentín y similares, que dice que “no se come bien en ningún restaurante porque todos se aprovechan”. Me encanta derribar este tipo de prejuicios, ya que quien es profesional lo es todo el año y en cualquier momento. Y eso es lo que es la familia y el equipo del Restaurante La Peña de El Campello en Alicante. Profesionales como la copa de un pino que dan calidad en todo momento.

Tuve la ¿suerte? de organizar la comida de empresa y elegí este restaurante en pleno paseo marítimo de El Campello, teniendo la opción de disfrutar de una mesa en su primer piso con vistas espectaculares al mar en un día nublado pero agradable. El local es amplio, con grandes salones tanto en su planta baja como en su primer piso, con esta mesa comentada a modo de reservado abierto. Decoración marinera, como no podía ser de otra manera con la cocina que ofrecen y la situación privilegiada de la que disponen.

El menú constaba de cuatro entrantes al centro y una degustación de dos arroces y gazpacho marinero, además de un surtido de postres caseros y fruta de temporada. Todo por unos más que interesantes 40€, incluyendo la bebida.

Empezamos con una cortesía de almendras Marcona de Jijona, pan y alioli, además de un más que correcto aceite. Cuando estuvimos todos llegó una ensalada especial La Peña con tomate raf, bonito Ortiz  y selección de salazones alicantinos. Plato abundante, con varios tipos de aceitunas, cogollos de lechuga, tomate, pimiento asado, bonito, espárragos, mojama, hueva y bonito. Gran ensalada con productos de muy buena calidad.

Seguimos con un plato de quisquilla de Santa Pola hervida. De calibre más que interesante, perfectamente cocidas y con el punto de sal exacto. Ninguna pega. Como tercer entrante, un pulpo campellero al horno sobre patata pisada y pimientos de Padrón. Buen punto de cocción del pulpo y buena calidad de las patatas.

Pero quedaba para el final el mejor entrante y, para mí, el mejor plato del día, una magnífica cazuelita de lomos de salmonete de roca salteados con ajos tiernos. Sencillamente exquisitos. Para comérselos como plato único con una barra de pan al lado. Sin una espina, jugosos ya que estaban muy poco hechos y con todo el sabor de este pescado de roca.

Como plato principal tocaba una degustación de dos arroces (del senyoret por un lado y de atún y verduras por otro), además de un gazpacho de rape y gambitas. Aquí estuvo el fallo de la comida, ya que los arroces estaban pasados, muy pasados. Una pena porque de sabor estaban muy buenos. Comentado y probado por el propietario, pidió disculpas y dijo que no pasaba nunca. Le creo simplemente viendo el cuidado del producto y cómo hizo el resto de platos. En cambio, el gazpacho de rape y gambitas, buenísimo. Meloso y con un sabor suave, como debe ser. Muy recomendable.

De postres una serie de tartas bastante buenas, acompañados de fruta. Sólo llegué a probarlos porque estaba hasta arriba. No soy muy partidario de este tipo de combinaciones en el mismo plato, prefiero siempre la fruta y el dulce por separado.

Las opciones elegidas para el vino estuvieron al mismo gran nivel de la comida. Un blanco de la DO Rueda llamado Nieva Pie Franco, verdejo 100%, de Bodegas Martúe. Un vino blando diferente pero muy bueno. De tinto, un Enrique Mendoza Monastrell. Vino de Alicante para no fallar.

El servicio fue correcto en todo momento. Siempre atento, rápido en el servicio y ante cualquier petición de bebida. Y paciente ante las salidas de tono provocadas en este tipo de comida de empresa. Sin ninguna pega. Otra prueba de la profesionalidad que se respira en este restaurante.

En resumen, comida que salió redonda gracias a un restaurante que sabe poner cariño y profesionalidad en cada plato, primando la materia prima y las elaboraciones sencillas pero muy bien hechas (con la excepción del arroz que volveré para confirmar que fue un fallo puntual). Local muy recomendable, incluso en pleno invierno, ya que el Mediterráneo es fascinante sea la época que sea.

Puntuación: 

(AQUÍ LA EXPLICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS)

Visibilidad Empresa: 7,1

Instalaciones/Ambiente: 7,8

Servicio: 7,4

Cocina:

  • General: 7,4
  • Postres: 7,0

Relación Calidad/Precio/Placer: 7,9

Nota media: 7,4