Restaurante La Mar de Arroz en Alicante

Hay locales que te extraña mucho la ubicación que tienes. Alejados de todo, imprescindible ir en coche (a no ser que te guste andar mucho), sin otros establecimientos de hostelería cercanos (salvo otro restaurantes y un barecito en una esquina). Pero estar pegado a un pequeño puerto como el de San Gabriel y tener terraza que mira al mar son puntos que merecen la pena. Además, si la cocina es de calidad y hace arroces de un nivel más que notable, merece la pena acercarse a probar el restaurante La Mar de Arroz en Alicante, en el Puerto Pesquero de Poniente, Nueva Dársena Pesquera, Local 6.

Local pequeño en su interior, con capacidad para poco más de 25 personas y una terraza exterior incluso más pequeña que el salón principal. Acondicionada para invierno con unas lonas y toldo, se queda como una protección escasa. Así que lo ideal es disfrutarlo en primavera, verano y otoño, dada la suerte de meteorología que tenemos aquí en Alicante.

La carta es amplia, quizá demasiado para mi gusto. Con muchos platos distribuidos en entradas frías y calientes (sólo en este apartado hay 30 opciones), ensaladas, pastas, carnes, pescados, arroces (secos, melosos y caldosos, hasta 22 opciones), fideuá y postres. Si no quieres complicarte la vida entre tanto plato, tienes un menú diario (de lunes a domingo excepto festivos) por 16,50€ incluyendo una bebida.

En las dos ocasiones que he estado hemos probado una buena ensaladilla rusa y una fritura de calamar y chipirón más que aceptable, con la fritura perfecta, nada aceitosa y, especialmente los chipirones, muy sabrosos. El mojete de bacalao con atún, con un tomate frito con cariño, es para acompañar con pan y con el buen aceite “Oro del Vinalopó” que sirven en mesa. Las croquetas de jamón “de la abuela” están buenas, aunque con la competencia que hay con esta receta últimamente, otros locales mejoran este plato. Por último, las patatas a lo pobre con huevo y jamón ibérico están muy buenas, aunque pueden resultar muy contundentes si quieres probar varios arroces después, como ha sido nuestro caso en ambas ocasiones.

Pero como el nombre del local indica, vas a probar los arroces. Y no defraudan. El seco de marisco con langostinos y cigalitas es suave, gracias a un fondo poco contundente, lo que deja salir el sabor del langostino y cigala de forma sutil. Muy bueno aunque te gusten los arroces con más potencia. Si quieres más contundencia con el arroz de pescado, debes pedir el caldoso de calamarcitos y cigalas. Parecido al anterior, pero aquí sí que se nota un fondo más trabajado y trabado, que deja un arroz más meloso que caldoso y que se agradece.

Pero si lo que buscas es sabor importante, debes buscar los arroces de carne. El seco empedrado con embutido de Pinoso es una bomba de sabor. Muy recomendable. El meloso de ciervo y hongos tiene todo lo que debe tener una receta de caza como esta. Muy interesante también.

Todos los arroces en su punto, teniendo opciones de pedirlos en sus distintas versiones sin problema (un seco, meloso; un meloso, caldoso; etc.). Se nota aquí la buena mano de la cocina, sin miedo a variar una receta que se tiene dominada.

Muchas opciones también en los postres. 11 para ser exactos. Destacan varios sorbetes, tartas y postres tradicionales. La tarta de la abuela es contundente, quizá demasiado, más para compartir si no eres muy “de dulce”. Algo más ligero, aunque grande, el tiramisú. Muy bueno de sabor, con buena dosis de café. Pero lo que me gustó mucho fue el sorbete de turrón con ron. A pesar del nombre, postre más ligero que el resto, con el toque de ron justo para que no cansara. Sólo un par de pegas: por un lado, ciertos cristales de hielo que te encontrabas de vez en cuando y que no eran agradables; por otro, una presentación muy pobre. Deben darle una vuelta.

Por último, destacar la parte del personal de sala. Muy atento y aconsejando cuando había dudas. No así los tiempos que, cuando se llena el restaurante, se retrasa todo y se hace más larga la comida de lo debido. Problema más de cocina que de sala, pero que hay que tener en cuenta cuando se reserva. Mejor ir con tiempo. Salvo ese detalle, nada que objetar a un servicio muy serio y profesional.

La cuenta nunca ha superado los 30€ por cabeza, pidiendo un par de entrantes a compartir y un par de arroces, también a compartir, además de varias cervezas y una botella de vino. Precio que me parece correcto para la calidad y cantidad que se come.

En resumen, un par de visitas al restaurante La Mar de Arroz en Alicante han sido suficientes para saber que hay mucha calidad y profesionalidad en este local, tanto en la cocina como en la sala. Productos de calidad y un cariño especial en los arroces. Una referencia en esta receta en cualquiera de sus versiones.

Puntuación: 

(AQUÍ LA EXPLICACIÓN DE LAS CATEGORÍAS)

Visibilidad Empresa: 3,5

Instalaciones/Ambiente: 7,2

Servicio: 6,5

Cocina:

  • General: 8,2
  • Postres: 6,9

Relación Calidad/Precio/Placer: 7,2

Nota media: 7,1

Comments

  1. Vengo recomendado por una web amiga “los comensales”
    Me agrada ver el detalle de los comentarios y pienso visitar dicho lugar.
    OS animo en vuestra labor que nos permite conocer más a nuestra ciudad y provincia desde el aspecto gastronómico.
    Gracias por vuestro esfuerzo.

    1. Author

      Buenos días Ricardo:
      Muchas gracias por tu comentario, espero que te guste el sitio.
      Buenos amigos también Fernando Medina y “Los comensales”. Gran trabajo el que hacen.
      Un saludo.

Leave a Comment