Crema de alcachofas con Thermomix | La Gastroteca de Félix

Una de las mejores formas que conozco para que una persona que no le gusta la verdura pueda comerla, es hacerla en forma de crema. Y en esas estoy en casa (porque yo no soy muy amante de este tipo de cremas/purés y similares). En este caso toca una crema de alcachofas con Thermomix bien sencilla y con pocos ingredientes, para darle importancia lo que hay que darle: la alcachofa. Esta máquina, para estas recetas, es especialmente interesante. La textura que consigue es espectacular.

Crema de alcachofas con ThermomixIngredientes para 4:

  • 8 alcachofas
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla grande
  • Agua o caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Con la Thermomix, todo es más sencillo y se basa en una serie de pasos:

  1. Mete la cebolla cortada en cuartos junto con medio cubilete de aceite de oliva y trocea a velocidad 4 durante 5 segundos.
  2. Pocha un poco la cebolla en 3 minutos/Varoma/Velocidad 2
  3. Mientras tendremos que tener limpias las alcachofas, mantenidas en agua con un chorrito de limón o perejil. Además de la patata cortada en trozos.
  4. Introducimos los corazones de alcachofas partidos por la mitad y limpios de esos «pelillos» que tienen en el centro. Añadimos también la patata y cubrimos con agua o caldo de verdura.
  5. Añadimos un puñado de sal y ponemos a 25min/100ºC/Velocidad 1.
  6. Una vez pasado este tiempo, miramos el líquido que tenga para quitarle o añadirle según queramos un puré más espeso o una sopa más ligera. Al gusto.
  7. Añadimos un poco de pimienta recién molida y trituramos bien hasta que quede muy fino.
  8. Tras esto, lo que hago siempre con estas cremas (como con la de calabacín que ya os conté) es seguir triturando a velocidad 4 y, por el hueco del cubilete, añadirle un hilo de aceite de oliva en crudo (aproximadamente medio cubilete). Le da una untuosidad y un brillo muy bueno a la crema.

Y ya tendremos la crema de alcachofas con Thermomix para comer directamente. En mi caso la acompañé de unos picatostes hechos al horno, un poco de pimienta recién molida y sal roja que tenía por casa. Puedes ponerle unos trocitos de jamón ibérico o casi cualquier cosa que se te ocurra.

[follow id=»felixcardona» ]