Como ya han pasado las fiestas y muchos tendréis como propósito para el nuevo año cuidar un poquito la alimentación, hoy voy a ser un poco malo y pensar en los que no tienen problemas de peso o les da igual (que los hay). Por petición insistente de un par de amigas (no las nombro para que no las odiéis), os paso a explicar la receta de tarta de galletas, chocolate y natillas que hice para unos amigos en la cena de Nochevieja. Una de esas recetas sencillas y muy resultonas, quizá la tarta más famosa (junto con la de tres chocolates de Thermomix). Allá vamos.

Receta: Tarta de galletas, chocolate y natillasIngredientes para 10 personas:

  • 1 paquete de galletas (yo usé las cuadradas de canela de Mercadona, pero puedes usar cualquier galleta que te guste)
  • 2 tabletas de chocolate Valor para fundir
  • 2 natillas
  • ½ litro de leche entera (aproximadamente)
  • 2 hojas de gelatina
  • Un poco de chocolate blanco (opcional)

Elaboración:

Lo ideal es tener un recipiente cuadrado o rectangular para que las galletas encajen bien en todos los huecos. Aunque siempre puedes ir haciendo trocitos y jugando al Tetris con las galletas. Tenemos que hacer capas en este orden: galleta, chocolate, galleta, natillas, galleta, chocolate. Así que sencillo.

Lo que necesita esta receta es organización, por lo que tenemos que tener varias cosas preparadas. Por un lado un bol con leche para ir mojando las galletas. Por otro lado una jarrita (es más fácil para verter) con el chocolate fundido con un poco de leche (poca, medio vasito). Y por último un recipiente pequeño con las natillas. Así que allá vamos.

En el recipiente a usar, ponemos una primera capa de galletas previamente bien mojadas en leche. Tan mojadas que parezca que se te van a romper (pero que no lleguen a romperse). También puedes mojarlas un poco en el bol y otro poco con una brocha de cocina una vez las tengas en el recipiente.

Tras esta capa de galletas, toca la primera capa de chocolate. La idea es que sea fina, aunque la puedes hacer al gusto. Que se reparta bien a lo largo de todo el recipiente, llegando al borde del mismo.

A continuación, la segunda capa de galletas también mojadas en leche. En esta ocasión, no aprietes para que las capas luego queden bien definidas.

Ahora viene la capa de natillas. Esta la puedes obviar si no te quieres complicar la vida y poner otra de chocolate. Pero las natillas le dan un toque muy bueno y es sencillo. Debes diluir en un vaso con un dedo de leche caliente un par de hojas de gelatina neutra (sigue las instrucciones del envase de gelatina). Cuando la tengas diluida, mezclas la leche bien con las natillas y la viertes por encima de la capa de galletas. Este paso lo debes hacer rápido para que no te cuaje. A continuación, metemos 10 minutos el recipiente en la nevera. La idea es que solidifique, para que la siguiente capa de galletas se mantenga y consigamos de nuevo un corte bonito cuando la sirvamos, diferenciando bien la capa de natillas.

Una vez fuera de la nevera, volvemos a poner otra capa de galletas mojadas en leche y, a continuación, la última capa de chocolate. Tras esto, podemos decorar la superficie como queramos. A los niños les puede encantar si ponemos Lacasitos de colores (además pueden hacerlo ellos, así como ayudar con el resto de la tarta). Pero en mi caso no me compliqué y simplemente rallé un poco de chocolate blanco por encima. Sencillo.

Mejor hacerla de un día para otro o, por lo menos, dejarla unas 4 horas en la nevera para que “coja cuerpo” y se integren todos los ingredientes perfectamente. Un plato perfecto, como fue mi caso, para prepararlo con antelación y sacarlo en el momento justo (es decir, cuando todo el mundo está a reventar y no puede evitar comer tarta… jejejeje).

¡¡¡Feliz operación bikini!!! 😉

Para insultarme por intentar arrastraros al lado oscuro ya sabéis que podéis encontrarme en Twitter [follow id=”@felixcardona” ] o en la página de Facebook del blog La Gastroteca de Félix (donde podréis encontrar también más noticias y temas de Gastronomía). Si no queréis insultarme, me encantaría que me dijerais qué variantes hacéis de esta tarta tan famosa.