Receta: Estofado de ternera con orejones de albaricoque y chalotas | La Gastroteca de Félix

Sigo con recetas sencillas, de nuevo un estofado fácil y esta vez con vino blanco. Como he comentado otras veces, esta es una receta que admite mil variaciones distintas, así como acompañamientos. La puedes hacer con el vino que más te guste, dándole notas distintas al resultado final. Puedes acompañarlas con patatas o sin ellas (o jugar con otro tipo de tubérculos). Añadirle más verdura… Todo lo que puedas añadirle con sentido, enriquecerá el plato.

Estofado con chalotasIngredientes para 6-8 raciones:

  • 1 kg de carne de ternera para guisar
  • 1 botella de vino blanco
  • 3 patatas medianas
  • 10 chalotas
  • 20 orejones de albaricoque
  • 1 bote pequeño de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Harina

Elaboración:

Se va a hacer todo en un mismo recipiente, así que necesitamos una olla amplia donde nos quepan todos los ingredientes que iremos añadiendo.

En primer lugar, salpimentamos la carne y la pasamos por harina. En esta ocasión, metí en una bolsa una cucharada sopera de harina y luego la mitad de la carne. Cerrándola y agitándola bien se enharina perfectamente y no manchas nada. Truquito 😉 Hazlo en dos veces para tener toda la carne lista.

Cubrimos el fondo de la olla con aceite de oliva virgen extra y calentamos. Añadimos la carne y doramos bien, hasta que esté bien tostadita. Verás que se te va pegando el fondo. No te preocupes. Toda esa “sustancia caramelizada” la recuperaremos a continuación.

Tras tener dorada la carne, añadimos un buen chorro de vino y el bote de tomate frito. Veremos como se “despega” todo el fondo. Añadimos el resto de vino. Cerramos y dejamos que empiece a hervir poco a poco.

Vamos pelando las patatas y cortándolas en gajos rompiéndolas para que luego suelten algo del almidón y “engorden” la salsa. Pelamos también las chalotas, cortándoles los extremos y pelándolas. Si no son muy grandes, las podemos dejar enteras. Si son un poco más grandes, como fue mi caso, las partimos en dos a lo largo. Luego se despegarán las hojas y nos acompañarán mucho mejor en el guiso (por lo menos para mi gusto). Los orejones los podemos partir por la mitad o dejarlos enteros. También al gusto.

Después de tener 20 minutos la carne hirviendo, añadimos las chalotas y los orejones. Tras otros 20 minutos, añadimos las patatas. La idea es que el conjunto hierva aproximadamente 1h y 15 minutos. Conforme vayamos añadiendo los ingredientes, vamos moviendo con cuidado, para que no se nos deshagan demasiado (lo ideal, mover con las asas de la olla sin meter una cuchara en el guiso).

Cuando añadimos las patatas, podemos incorporar las especias que más nos gusten. Esta vez le añadí simplemente unas semillas de cardamomo (me encanta esta especia con la carne). Puedes añadirle cualquier otra que se te ocurra (la canela le iría de lujo también).

Una vez pase el tiempo indicado, siempre con un hervor suave, dejamos tapado y reposando. Y ya tendríamos acabado nuestro estofado de ternera con chalotas y orejones de albaricoque. Como siempre, lo ideal es hacerlo de un día para otro y hacer de más y congelar 😉

[follow id=»@felixcardona» ]