Hoy toca, después de estas vacaciones, una receta sencillita para arrancar. Un buen plato de aperitivo, hecho con tres ingredientes básicos, que queda bastante resultón  y con un sabor sorprendente. Se puede servir como tapa individual o como plato al centro para que cada uno se vaya sirviendo.

Habitas con pulpo a la plancha y tomate secoIngredientes para 6 personas:

  • 4-5 patas de pulpo cocidas
  • 250 gr de habitas baby en aceite de oliva
  • 4-5 tomates secos en aceite de oliva
  • Medio vasito de vino blanco
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

La única preparación que necesita el plato es hacer a la plancha las patas de pulpo. Se pone en una sartén antiadherente unas gotas de aceite de oliva. Cuando están caliente se añaden las patas de pulpo enteras y se van dorando, hasta que empiecen a tostarse por todos sus lados. Una vez tostadas, las reservamos.

Cuando ya estén tostadas, retiramos del fuego y veremos que se ha quedado “agarrada” a la sartén algo de la piel del pulpo. Añadimos medio vasito de vino blanco para que se suelte lo que ha quedado en la sartén y reducimos.

Por otro lado, cortamos en trozos pequeños el tomate seco y en rodajas de medio centímetro las patas del pulpo que hemos hecho a la plancha.

Cuando haya reducido todo el alcohol del vino, añadimos las habitas baby, escurridas del exceso de aceite (que no tiramos, sino que colamos por si hay que añadir algo de aceite añadirle de éste). Junto con las habitas, añadimos el tomate seco y el pulpo y removemos. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos unos cinco minutos para que se mezclen bien los sabores. Probamos de sal, ya que ciertas habitas vienen con la sal “un poco subida”.

Podemos añadir a última hora una cucharadita de pimentón (dulce o picante), un poco de pimienta recién molida o alguna otra especia que nos guste y le dé un toque distinto. Incluso un poco de foie que se funda a última hora con el calor de la sartén. Como siempre, prueba y dale el punto que más te guste.