Hoy toca una ensalada distinta al concepto de ensalada tradicional. Es conocida como ensalada malagueña. Sus ingredientes, aunque parezca que no puedan incluirse en un mismo plato, se conjuntan de maravilla. Es sencilla, original y apetece más en estos días de frío que otro tipo de ensaladas.

Ensalada patata, bacalao y naranja

Ingredientes para 4 raciones:

  • 3 patatas medianas
  • 3 naranjas
  • 200 gr de bacalao desmigado
  • Aceite de oliva virgen extra

En primer lugar, debemos poner el día antes el bacalao desmigado a desalar. Lavamos los trozos de bacalao bajo el grifo, para quitarles el exceso de sal y lo ponemos en un recipiente cubiertos de agua fría. Lo tapamos con film (o si cogemos un tuper lo cerramos) y lo ponemos en la nevera. A las doce horas le cambiamos el agua y lo volvemos a poner en la nevera. Con un cambio de agua en 24 horas será suficiente. También hay que decir que a mí me gusta el bacalao saladito, por lo que si lo sacas y lo notas demasiado salado puedes cambiarle una segunda vez el agua.

Una vez vayamos a hacer la ensalada, necesitamos las tres patatas cocidas. En mi caso, usé el recipiente Varoma de la Thermomix (30 min, Varoma ,Vel 1). En cualquier caso, las puedes cocer en una cazuela como haces normalmente.

Por otro lado, necesitamos las naranjas peladas, quitando toda la parte blanca y partidas en gajos. Reservamos el zumo que suelten, para hacer el aliño posterior.

Y una vez tenemos los ingredientes , lo único que nos queda es montar la ensalada. Como veréis en la foto (lo sé, soy un negado para la fotografía y el montaje de platos J), yo he puesto una base de la patata cortada en rodajas, el bacalao en el centro y los gajos de naranja alrededor. Le he puesto unas aceitunas por encima y también le puedes añadir, y realmente muchas recetas lo añaden, cebolleta cortada en juliana.

Como aliño, lo más básico es ponerle un buen aceite de oliva virgen extra. Pero lo ideal sería ponerle un aliño hecho con el zumo que has reservado de cortar las naranjas y el aceite, para potenciar el sabor de todo el conjunto. Si el bacalao ha perdido mucha sal, puedes añadirle sal en escamas, lo que te dará un toque crujiente interesante.

En resumen, ensalada sencilla, que apetece más que otras en los días de frío. Completita, ya que tenemos hidratos de carbono de la patata y vitamina C de la naranja. Para evitar las gripes… 😉 Anímate a hacerla y recuerda suscribirte al blog para recibir las cosas que vaya colgando. Y también puedes darle a «Me gusta» en la página de Facebook (a la derecha tienes el enlace), donde colgaré todas las cosas del blog y alguna curiosidad más que vaya viendo.