De nuevo os explico otro entrante sencillo y resultón para estas fechas, que hice la pasada Nochebuena y gustó mucho (también del “Curso de Cocina Motivacional” de Huerto Gourmet). Esta vez vamos a usar algo que es mucho más fácil de conseguir ahora que hace unos años: muslos de pato confitados. Los podemos conseguir en cualquier supermercado (yo los he comprado de Hipercor, pero también hay en Mercadona o Carrefour). El resto de ingredientes y la preparación veréis que es muy sencilla.

Timbal de pato y pera

Ingredientes para 8 personas:

  • 3 muslos de pato confitados
  • 2 peras medianas (que no tengan excesiva agua)
  • Un puñado de pasas (mejor sin hueso)
  • Un puñadito de piñones
  • Mantequilla y sal

En primer lugar, desmigamos la carne de los muslos de pato, reservando unas dos cucharadas de la grasa que viene en el envase para usarla posteriormente. Debemos dejar trozos de carne del gusto que deseemos, pero teniendo en cuenta que a la hora de comer queremos tener un poco de todos los ingredientes en cada bocado, por lo que los trozos deben ser tirando a pequeños. Cuando lo tengamos cortado, lo reservamos.

Por otro lado, cortamos las peras (yo las hago con piel ya que me gusta el toque que le da), de la misma manera que el pato, en trozos no muy grandes. También reservamos.

En una sartén, tostamos los piñones, con cuidado en no quemarlos, ya que amargan mucho. Una vez hechos, añadimos una cucharada sopera de mantequilla. Una vez se haya fundido, añadimos los trozos de pera y los vamos salteando. Lo que queremos en este paso es caramelizar algo la pera, sin llegar a que se deshaga, ya que es más interesante que esté “al dente” a la hora de comerla.

Cuando la pera esté cogiendo un poco el color tostado, añadimos las pasas y las rehogamos un par de minutos con las peras.

Una vez tengamos las peras, pasas y piñones hechos, añadimos en la misma sartén el pato desmigado, junto con las dos cucharadas de la grasa que hemos reservado. Esta grasa lo que va a hacer es potenciar mucho el sabor del conjunto, sin quedar para nada grasiento. Lo salteamos todo junto durante 5 minutos, para que se mezclen bien todos los sabores de los ingredientes. Y ya lo tenemos acabado.

A la hora de presentarlo, lo que he usado ha sido un aro de emplatar, para darle una forma de timbal que queda bastante bien (con unas tostaditas alrededor o, como en la foto, con un mezclum de lechugas y unos tomatitos cherry).

Espero que os guste y, si es así, recordar suscribiros en la parte de la derecha del blog para que os llegue un aviso cuando escriba algo nuevo. ¡¡¡Y FELIZ AÑO 2013 A TODOS!!!