Antes de explicar la receta, me gustaría hacer una referencia a la “carbonara” original. Aquí en España, cuando pedimos pasta a la carbonara, lo normal es que la hagan con nata (la que he hecho yo). Pero realmente el plato de pasta a la carbonara original de la cocina italiana lleva únicamente huevos, pimienta negra y tocino, y para ligar la salsa se usa aceite de oliva o mantequilla. En ningún caso lleva nata o crema de leche.

Espaguetis carbonara con champiñón y bacon

Ingredientes para 2 personas:

  • Espaguetis (aproximadamente 100-150 gr por persona, dependiendo del hambre que se tenga)
  • 500 ml de nata
  • Bacon
  • Champiñones
  • Queso parmesano rallado
  • Sal, pimienta negra y aceite de oliva.

En primer lugar hacemos la salsa. Hace tiempo escuché que en los platos de pasta “la salsa espera a la pasta”. Es decir, es preferible tener la salsa que hayamos hecho en la sartén terminada, antes que tener la pasta hervida mientras acabamos la salsa.

Cortamos los champiñones en trozos del tamaño que queramos verlo en el plato (a mi me gustan trozos pequeños pero que se vean). Y los hacemos en una sarten con un chorrito de aceite de oliva. Para el bacon hay dos opciones, una sencilla y otra “complicada” (que tampoco lo es y conseguimos que pierda gran parte de la grasa). La sencilla es freírlo junto a los champiñones. La más complicada es hacerla en el horno (se ponen los trocitos de bacon en papel de hornear y se hacen durante cinco minutos a máxima potencia en el horno hasta que queden con un puntito crujiente).

Cuando los champiñones y el bacon están hechos, los juntamos en una sartén grande (ten en cuenta que vas a añadir luego los espaguetis en esta sartén) y le añadimos la nata y sal. La idea es que quede una salsa algo espesa, que no sea una sopa, por lo que la tenemos que mantener hirviendo despacio para que reduzca y espese un rato (si tienes prisa, siempre le puedes añadir un poquito de maicena disuelta en agua fría).

Mientras la nata va reduciendo, hervimos los espaguetis en abundante agua. Cuando estén al dente los escurrimos y los añadimos a la sartén de la salsa (que ya tendrá la consistencia deseada). Los mezclamos bien con la salsa, dejándolos un par de minutos en la sarten y servimos en los platos con queso parmesano rallado por encima.

Una receta sencilla de espaguetis carbonara con champiñón y bacon, que en media hora está hecha. ¿La haces con alguna variante? Cuéntamela y espero que te haya gustado.